Imatge o vídeo destacat
Nit d'iftar

Noche de iftar

Poco después de la llegada de la primavera, bajo una luna creciente colgada del cielo estrellado, ha de empezar la festividad más sagrada para la comunidad musulmana, el Ramadán. Es la señal que da inicio al noveno mes del año religioso, conmemorando la aparición del ángel Gabriel frente al profeta Mahoma al que le fue revelada la palabra de Ala, el Corán.

El Ramadán es uno de los pilares de la religión musulmana. El nombre proviene de la raíz árabe "ar-*ramad", que significa calor abrasador y hace alusión a la purificación del alma, la 'quema' o el rechazo al pecado.

Este año 2022, comienza el 2 de abril y finaliza el 2 de mayo. Cada año cambia la fecha de inicio, ya que depende del círculo lunar, determinado por el Comité de observación del creciente lunar. La festividad llega a su fin con el "Eid al-Fit".

Esta celebración es mucho más que un ayuno para la comunidad musulmana. Es una etapa de reflexión, oración, devoción e introspección espiritual, donde la renuncia a la ingesta de alimentos, desde que sale hasta que se pone el sol, es una manera de acercarse a la fe y a Dios.

Desde el Centre Sant Jaume acogimos el pasado viernes 29 de abril a las 20:00 h nuestro primer 'Ramadán entre Culturas, noche de iftar'. Se trata de una Cena interreligiosa que organizamos conjuntamente con la Mesa de Diálogo Interreligioso de Badalona aprovechando la ruptura del ayuno. 

Con esta cena queríamos generar un espacio de reflexión alrededor de las diferentes culturas y religiones que conviven en la ciudad. Una Cena Comunitaria donde cada familia contribuyó con uno o diversos platos  para compartir con los demás comensales. Algunas personas los traían de casa y otras los prepararon en la cocina del Centre Sant Jaume, con la ayuda de la empresa de catering y comedores escolares F. Roca S.L. que también aportó parte de la Cena.

Desde que se inauguraron las obras de ampliación del nuevo edificio, a finales de 2021, el Centre Sant Jaume trabaja para incrementar el número de actividades abiertas al barrio y la ciudad.

Una jornada de reflexión, espiritualidad y comunidad ¡que resultó todo un éxito!